La compañía de Coca Cola nació en un inicio como un jarabe para los problemas de digestión y para aportar energía, ahora es la compañía de refresco más famosa del mundo. Este año cumplió 127 años de su nacimiento, y podemos mencionar que ha tenido un amplio reconocimiento en el mundo de la publicidad. Es una marca posicionada a nivel mundial que innova cada año en sus estrategias publicitarias. Así mismo, la publicidad de Coca Cola siempre ha tenido un alto impacto en la sociedad, utilizándola para promocionar cambios sociales con mensajes fuertes, y desde hace unos cuantos años, como una gran impulsora de la unión y la amistad. En este artículo te mostraremos 3 de las campañas más exitosas que ha lanzado esta compañía.

En 2011 en Australia se puso en marcha un proyecto conocido como “Project Connect” que se basaba en fortalecer el vínculo de la marca con los adultos jóvenes a inspirar momentos compartidos de felicidad. Esta campaña fue nombrada “Comparte una Coca-Cola” en inglés Share a Coke, que consistió en poner 150 nombres más populares de Australia en botellas y latas. Ese verano se vendieron más de 250 millones de botellas y latas. Después de ver el éxito que tuvo esta campaña, Coca Cola decidió llevarla a más de 70 países con el propósito de involucrar al consumidor uniéndolo a la marca identificándose con sus nombres.

Muchos países celebran el día de la amistad, en Argentina en 2010 se les ocurrió colocar una máquina expendedora que medía aproximadamente 3 metros y medio de altura. Para destacar la alegría de compartir, la máquina marcaba un 2×1, lo único que tenías que hacer era alcanzar la ranura de la máquina, insertar la moneda y esperar a que la magia sucediera. Eso sí, no era posible sin la ayuda de uno de tus amigos para poder alcanzarla. Esta campaña fue llevada a otros 7 países, donde llevaron la filosofía de Coca Cola, la felicidad.

En 2013 puso a prueba el espíritu navideño en Roma. Sabemos que en dichas fechas el mundo es un caos y tomar un taxi se vuelve toda una odisea, así que Coca Cola dio una solución: compartir un taxi. La iniciativa llevó el nombre de Christmas Taxi, el vehículo era de color rojo y contenía accesorios como una nevera y un letrero exterior que mostraba el destino del pasajero para que los interesados que también se dirigieran hacia el mismo lugar pudieran subirse y compartir el taxi disfrutando de una Coca Cola. Una vez más buscan conectar personas y compartir momentos especiales.