Hoy en día para cualquier marca es indispensable contar con responsabilidad social dentro de su empresa, a las personas ya no les basta simplemente que vendas un producto o servicio, cada vez es más importante que la marca demuestre que hace algo por el planeta, que se interese con la comunidad para que así ellos puedan sentirse identificados con la marca.

La RSE hace que la empresa tenga una mejor imagen y que sus clientes confíen en ella.

 

La RSE funciona también como un medio de diferenciación con respecto a otras empresas y genera una mayor competitividad ya que la sociedad cada vez exige más acciones con respecto al impacto y contribución al planeta y a la comunidad.

 

Los consumidores prefieren marcas con RSE y están dispuestos a pagar más por ellas, por tal motivo, los esfuerzos en hacerlo han dejado de representar un gasto y se han convertido en una inversión y en parte integral de su estrategia corporativa.

 

“66% de los consumidores asegura estar dispuesto a pagar más por productos de empresas socialmente responsables” según Expoknews.

 

Muchas empresas han optado por usar la RSE como un medio de marketing, aunque sí llega a serlo también debe de ser un compromiso real con la sociedad. Solo las marcas que ganen la confianza de las personas tendrán su lealtad y serán realmente valiosas.

 

Algunos ejemplos de marcas que han optado por esto y además es su estrategia de marketing son:

 

MICHAEL KORS LUCHA CONTRA EL HAMBRE